3 formas de calmar tu mente en poco tiempo

Desde El rincón de mindfulness te queremos compartir 3 formas de calmar tu mente en poco tiempo y de manera sencilla. El ritmo de la vida actual es extremadamente rápido, hasta pareciera que los días tienen menos horas que antes. La vida moderna es sinónimo de rapidez, preocupaciones, estrés, agobio mental y poco tiempo. Es por eso que queremos compartir contigo 3 técnicas que te pueden ayudar a encontrar calma en los momentos difíciles.

La era del multitasking y la falta de atención

Se encuentra normalizado que estemos realizando 2 o 3 actividades al mismo tiempo, comer mientras revisas tu correo o las redes sociales, caminar y hablar por teléfono, secarte el pelo mientras desayunas, etc. Incluso pareciera que mientras más labores realizas a la vez, más eficiente eres, sin embargo tu atención no puede estar al 100% en cada una de esas actividades, se encuentra parcializada.

Para poder ser capaz de cumplir con cada cosa inevitablemente se cae en el automatismo o piloto automático. ¿Alguna vez caminando te detuviste un segundo porque no sabes si te pasaste un semáforo en rojo? Ese es el piloto automático, estamos haciendo tantas cosas a la vez pero realmente no estamos en ninguna, y a mayor número de tareas, mayor es el agobio, estrés, las preocupaciones y también el rendimiento.

«Mi experiencia es aquello a lo que decido prestar atención»

William James

No somos infelices, sólo estamos desatentos

La mente es capaz de recordar aquello a lo que le da atención y esa será la «experiencia», pero si tu atención es parcial o estás completamente desatento, por un lado no podrás tener recuerdos de muchas de las cosas que haces durante el día pero también disminuirá tu rendimiento y aumentará tu estrés.

El estrés aumenta por una parte porque la falta de atención hace que debas esforzarte mucho más en cada labor y porque tardarás más tiempo en terminarla, y por otro lado por el continuo diálogo interno o rumia mental (preocupaciones del día a día, tareas pendientes, miedos, inseguridades, etc, etc.)

 ¿Cómo detener ese diálogo interno?

Esta es la pregunta del millón ¿Cómo hago para no pensar, para dejar la mente en blanco, estar tranquil@? Te tenemos una buena y una mala noticia, la mala es que nunca podrás dejar tu mente en blanco, quizás puedas por unos instantes, pero la función de la mente es generar pensamientos, es su trabajo, y la verdad es que no hay nada malo en ellos sino lo que haces con el contenido de tu mente, pero eso es material para otro artículo.

La buena noticia es que puedes mediante diferentes técnicas y ejercicios aprender a parar, salir del automatismo, calmarte y lograr despegarse de ese ruido mental. Para ello te dejo 3 herramientas para calmar tu mente reducir el estrés y que tu cuerpo y mente vuelvan a la calma en poco tiempo de manera simple, sencilla pero muy útil.

1.- Escritura fluida

El contenido de la mente puede ser realmente agobiante muchas veces, una manera sencilla de hacer una pausa para recuperar la calma consiste en escribir. Cuando te sientas abrumad@ toma papel y lápiz (o hacerlo en tu computador) y escribe durante 1 o dos minutos TODO lo que venga a tu mente sin parar, una vez que termines lee lo que has escrito. Cuando ves tus pensamientos de manera tangible puedes ser consciente de todo aquello que te inquieta, o quizás darte cuenta que lo que parecía una GRAN preocupación no es tan grave, verás cómo te sientes mucho más calmad@.

2.- Caminar consciente

Si eres de los que necesita movimiento para calmarse, entonces la caminata consciente es para ti. No necesitas grandes paisajes ni vistas, sólo tus pies y respiración. Lo puedes realizar tanto dentro de casa, oficina o en el exterior. Lo importante es ponerte de pie, cerrar los ojos unos instantes, sentir tu respiración y luego céntrate en los pies. Comienza a caminar lentamente y observa las sensaciones en tus pies, no tienes que ir a ningún sitio, sólo ser consciente que estás caminando.

Si tu mente se distrae vuelve a conectar con la sensación en tus pies. Puedes hacerlo el tiempo que tu quieras y necesites. 

3.- Respiración 3 minutos

Así como lees, 3 minutos de respiración consciente para calmar tu mente. Sea cual sea el lugar en el que te encuentres, simplemente cierra tus ojos y lleva la atención a tu respiración, a cómo el aire entra y sale por tu nariz por 1 minuto, luego observa tu cuerpo cómo está, puedes imaginar que recorres tu cuerpo de la cabeza a los pies, y finalmente vuelve a conectar con tu respiración sintiendo como si respiraras con todo tu cuerpo y vuelve abrir los ojos.

Esta pequeña pausa por muy sencilla que parezca es tremendamente beneficiosa, la respiración nasal es un calmante natural, ya verás como después de 3 minutos estás muchísimo más tranquil@ y sereno.

Existen muchas formas sencillas, prácticas y aplicables en el día a día, sobre todo cuando tienes poco tiempo, que te ayudan a mantener la calma, salir del piloto automático, cuidar tu mente y sentirte mucho mejor. Si quieres aprender a gestionar tu estrés con ejercicios como este y muchos más, apúntate al Programa para la reducción de estrés basado en mindfulness MBSR que comienza el miércoles 18 de enero. Durante 8 semanas podrás aprender a incluir esta técnica en tu día a día y mejorar tu bienestar para alcanzar una vida más plena y consciente.

 



Abrir chat
¿Quieres saber sobre nuestro Master?
Hola 👋🏻
¿Quieres conocer sobre nuestro Master?