Lecciones del Dalai Lama en su octogésimo cuarto cumpleaños

“El hombre me sorprende, porque sacrifica su salud para ganar dinero. Luego sacrifica su dinero para recuperar su salud. Luego es tan ansioso sobre el futuro que no disfruta el presente; como resultado no vive en el presente ni el futuro; el hombre vive como si nunca fuera a morir, y muere como si nunca hubiera vivido”.

Es una de las 20 frases que El País ha seleccionado entre las cientos de lecciones dadas por el Dalai Lama a lo largo de su vida. La recopilación es un homenaje  con ocasión de su 84 cumpleaños. Aquí te traemos las restantes 19.

“Dale a tus seres queridos alas para volar, raíces para volver y razones para quedarse”.

“A veces las cosas salen mal, eso es normal, pero tenemos un dicho en el Tíbet: ‘Nueve veces fallas, nueve veces lo vuelves a intentar”.

“Pensar que el futuro de la humanidad se solucionará con rezos y plegarias religiosas no es realista. Hay que tomar acción. Hacer algo”.

“La paz mundial debe desarrollarse a partir de la paz interior. La paz no es solo la mera ausencia de violencia. La paz es, creo, la manifestación de la compasión humana”.

“Juzga tu éxito por lo que tuviste que renunciar para conseguirlo”.

“Solo existen dos días en el año en que no puedes hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto, hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y vivir”.

“Aprende las reglas para saber cómo romperlas apropiadamente”.

“Se dice que nuestro enemigo es nuestro mejor maestro. Al estar con un maestro, podemos aprender la importancia de la paciencia, el control y la tolerancia, pero no tenemos oportunidad real de practicarla. La verdadera práctica surge al encontrarnos con un enemigo”.

“Si un problema se puede arreglar, si se puede hacer algo al respecto con una situación, entonces no hay necesidad de preocuparse. Si no es corregible, entonces de nada ayuda preocuparse. No existe ningún beneficio la preocupación”.

“El propósito fundamental de nuestra vida es buscar y alcanzar la felicidad”.

“Recuerda que no conseguir lo que quieres a veces significa un maravilloso golpe de suerte”.

“Una buena vida no solo significa buena comida, buena ropa, buena vivienda. Estas cosas no son suficientes. Una buena motivación es lo que se necesita: compasión sin doctrinas ni complicadas filosofías, solo entendimiento de que los otros son hermanos y hermanas y tener respeto por sus derechos y dignidad”.

“La mayoría de nuestros problemas tienen su origen en el apego a cosas que de forma errónea creemos permanentes”.

“El verdadero propósito de esta vida es la felicidad, la cual es sostenida por esperanza. No tenemos ninguna garantía a futuro pero vivimos con la esperanza de algo mejor. Esperanza significa seguir intentándolo, pensar que se puede hacer”.

“Vive una buena vida honorable. Entonces, cuando seas mayor y pienses en ello, podrás disfrutarlo por segunda vez”.

“Hay siete mil millones de personas en el mundo, y ninguna busca sufrir. Ninguna elige tener problemas. Muchos problemas, incluso graves, son de nuestra propia creación. Esto sucede por ignorancia. Podemos superar la ignorancia, pero hace falta decisión y un gran esfuerzo”.

“Así como fomentamos la higiene física, para preservar nuestra salud, necesitamos también un sentido de higiene emocional o mental”.

“Si usted hace felices a los demás, será feliz. Si usted hace que otros sean infelices, será y se sabrá miserable”.

“La felicidad depende de la paz interior, la cual depende de la bondad. No hay lugar para el enfado, los celos, la envidia o la inseguridad. Una mente en calma y confianza en uno mismo son las bases par lasa relaciones pacíficas con los demás. Cambiar el mundo para mejor comienza con los individuos creando paz interior con ellos mismos”.

Esta recopilación ha sido un trabajo de SModa El País que puedes encontrar en el enlace https://smoda.elpais.com/belleza/bienestar/dalai-lama-felicidad-reflexiones-cumpleanos/