TIME_El Rincón de Mindfulness

El futuro de estar presente

Conseguir una atención plena se ha convertido en el gran objetivo de un cada vez mayor porcentaje de la sociedad en Estados Unidos y Reino Unido.  En España su práctica crece de forma vertiginosa, como respuesta a nuestro agobiado y sobrecargado ritmo de vida.  ¿Conoces a alguien que no quiera ser “más atento” en algún aspecto de su vida?

Si simplemente buscas “meditación” en la App Store, encontrarás un sinfín de aplicaciones que te ayudarán a conectarte al aquí y al ahora. Estados Unidos y Reino Unido cuentan con innumerables centros orientados a difundir la práctica de la atención plena, y de sus beneficios, en las sociedad, tal y como hace El Rincón de Mindfulness en España. En esos países las universidades se implican en la investigación y en la docencia y ponen a disposición de sus comunidades educativas recursos para la práctica del Mindfulness,  al igual que la mayoría de las grandes corporaciones para sus empleados. Y en España se siguen sus pasos.

En la introducción del número especial monográfico de TIME dedicado al Mindfulness del que hablábamos hace unos días en nuestro perfil de Facebook, Kate Rope nos muestra cómo, a medida que la atención se extiende a lo largo y ancho del mundo, los investigadores van más allá para descubrir cómo funciona realmente esta práctica y quién podría beneficiarse más de ella.

Kate Rope es una reconocida periodista y escritora americana con una larga experiencia en la práctica de Mindfulness y autora de obras como Strong as a Mother: How to Stay Healthy, Happy, and (Most Importantly) Sane from Pregnancy to Parenthood: the Only Guide to Taking Care of You!

Autora de este artículo que compartimos ahora contigo, entrevista en el mismo a Sharon Salzberg, cofundadora de Insight Meditation Society en Barre, Massachusetts, para quien se han dado pasos importantes en investigación. En opinión de Sharon, Mindfulness se ha convertido en un complemento terapéutico aceptado para muchas afecciones, especialmente en el campo de la salud mental. En el pasado, dice Salzberg, “si eras un psicólogo o psiquiatra que incluías la atención plena en tus terapias, por lo general, no lo revelabas. Hoy incluso recibimos una intensa demanda para que enseñemos atención plena en los cursos de psicología”

Kate Rope, en su artículo, señala que cada día aparecen nuevas aplicaciones del Mindfulness.  Se están investigando los efectos de las intervenciones basadas en Mindfulness en el tratamiento de la adicción a los opiáceos, se están estudiando sus beneficios en lugares tan inesperados como es el frente en Irak, e, incluso, como su práctica puede ayudar en la batalla por la justicia racial en Estados Unidos.

 

De la mano de la investigación científica

 

Así, nos dice la periodista, los investigadores están mejorando nuestra comprensión del poder de la práctica de Mindfulness en algunos de los momentos más importantes de nuestra vida. Sin embargo, señala Kate, los investigadores aún no saben exactamente cómo funciona y por qué se dan sus beneficios en el tratamiento de afecciones como la ansiedad, la depresión y el dolor crónico.

Kate Rope nos introduce en las investigaciones del profesor Zindel Segal. Este distinguido profesor de psicología en trastornos del estado de ánimo de la Universidad de Toronto Scarborough tiene un artículo bajo revisión sobre la relación entre la práctica de la atención plena y la prevención de recaída en la depresión.

Cuando su equipo observó la frecuencia o la cantidad de personas que practicaban Mindfulness, no encontraron relación con la disminución de los síntomas depresivos ni con una mayor o menor posibilidad de sufrir otro episodio.  Pero cuando a los participantes se les enseñó a practicar con un componente específico drl Mindfulness, conocido como “descentramiento”, entonces se manifestó una diferencia: más tiempo de meditación se asociaba claramente con menos síntomas de depresión.

“Decentering” implica observar tu pensamiento sin ser arrastrado a su contenido. “Su práctica te permite desarrollar habilidades en la observación y entonces apreciarás beneficios en tu bienestar”, concluye Segal.

Por su parte, Kate visita también el laboratorio en la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, del profesor asociado de psicología David Creswell, quien también ha estado diseccionando las prácticas de la atención plena, manteniendo algunos componentes y deshaciéndose de otros para tratar de separar su efecto sobre el alivio del estrés.  Publicó un artículo en 2017, en la revista Clinical Psychology Review, que muestra un hallazgo similar al trabajo de Segal: aprender a sentarse con nuestras experiencias y nuestros pensamientos desagradables, simplemente explorarlos con aceptación e interés y no juzgarlos, puede ser la clave definitiva para reducir el estrés y mejorar la salud.  Creswell y su equipo lo llaman “la teoría del monitoreo y aceptación”. “La capacidad de estar abierto y de aceptar, incluso si la experiencia es difícil, parece ser un factor crítico de los beneficios de la reducción de estrés que vemos en las intervenciones de Mindfulness”, dice Creswell.

A medida que las escuelas, los lugares de trabajo y las prisiones reúnen programas de atención plena, dice Creswell, los investigadores tienen la intención de descubrir las formas más útiles de diseñar e implementar estos programas para que alcancen su máximo potencial.

 

Mindfulness no presencial

 

Kate  Rope también explora en el artículo de TIMES  si los dispositivos digitales pueden hacernos más conscientes. Puede parecer muy irónico, pero la mayoría de las personas hoy en día están aprendiendo a estar presentes en el mundo físico a través de sus dispositivos.  “Históricamente, las personas aprendieron sobre la atención plena a través de un maestro”, dice Michael Mrazek, director de investigación en el Centro para la Atención y el Potencial Humano de la Universidad de California, Santa Bárbara.  “Hoy en día, creo que la mayoría de las personas entran en contacto con Mindfulness inicialmente a través de Internet o de una app.  Claramente ese es el futuro y, sin embargo, la mayor parte de la investigación aún se realiza sobre intervenciones intensivas presenciales”. Claramente, la investigación debe ponerse al día.

Es por eso que varios investigadores están comenzando a investigar la efectividad de las intervenciones de atención plena con soporte digital.  Segal está evaluando si la terapia cognitiva basada en la atención plena, que se ha demostrado tan preventiva de episodios futuros de depresión como la medicación antidepresiva, lo sigue siendo cuando se imparte on line.  En cuanto a la ubicuidad de las aplicaciones, Segal advierte que se trata de “un espacio no regulado.  Cualquiera que sepa cómo programar puede crear una aplicación “. Recomienda evaluar las aplicaciones según lo que se espera obtener de ella.

 

Interviniendo en las comunidades escolares

 

Por último, Kate Rope nos acerca a algunos ámbitos en los que ya Mindfulness ha denostado con creces sus beneficios.  Por ejemplo, ha demostrado ser una herramienta muy eficaz para ayudar a los estudiantes de secundaria a dominar el estrés de la era digital. Si creemos que estamos agotados, pensemos en nuestros hijos.  Resulta que, durante el año escolar, los adolescentes es el grupo demográfico más estresado ​​de los EEUU. según una encuesta Stress in America de la American Psychological Association.  Y los estudiantes de secundaria, en particular, están bajo una presión constante.  Pero, afortunadamente, también están bien preparados para comprender Mindfulness y obtener sus beneficios, dice Michael Mrazek, Director del Center for Mindfulness and Human Potential de la Universidad de California Santa Bárbara.  “Tienen una comprensión conceptual bastante rica del mundo”, señala. “Su conciencia está realmente aumentando, y pueden desarrollar una buena comprensión de sus propias mentes”.

Sorprende poco, entonces, que un metaanálisis publicado en 2017 en la revista Mindfulness haya concluido que, en comparación con otros estudiantes de diferentes edades, los estudiantes de secundaria se beneficiaran más de las intervenciones de atención plena.  Mrazek y su equipo están desarrollando un programa on line que utiliza prácticas de atención plena para aumentar el rendimiento académico en estudiantes de secundaria.  “Es una tarea difícil”, dice Mrazek, “pero creo que hay pasos en el camino muy significativos, como el aumento de la atención se extiende, reduce el estrés e incluso se desarrolla un aprecio por el valor del enfoque “. Eso es algo que falta en la locura de la multitarea de la preparatoria moderna que trabaja regularmente en la tarea con un navegador de Internet abierto mientras mira un video en otra.  lengüeta.  “Los estudiantes con los que hablamos nos dijeron que es completamente normal”, dice Mrazek.  “Ellos no reconocen las desventajas.  Creo que la habilidad de estar presente y valorar eso como algo útil en la vida es muy necesaria “. Dos escuelas secundarias en Illinois ya están evaluando el programa.  Mrazek y su equipo se reúnen con estudiantes y maestros para obtener comentarios y mejorarlos.  En el otoño se extenderán a escuelas en California y Minnesota con el objetivo de lanzarlos en todo el país para el otoño de 2019.

 

Construir una práctica diversa y relevante

 

Kate Rope da un paso más en su análisis sobre aplicaciones actuales del Mindfulness en Estados Unidos y concluye señalando que la atención plena también está en primera línea de combate en la lucha por la justicia racial y en apoyo a las terapias por traumas raciales. Cuando la activista Angela Davis se sentó con Kabat-Zinn en el Centro de Meditación de East Bay, en Oakland, California, en 2015, comenzó con la pregunta: “En un mundo racialmente injusto ¿de qué sirve la atención plena?”.

Al hacerlo puso foco en, tal vez, la mayor omisión en la investigación de la atención plena: las personas de color.  Hoy, organizaciones, académicos e investigadores están empezando a asumir el desafío.  Angela Rose Black, fundadora y directora general de Mindfulness for the People, fue profesora en la Universidad de Illinois, en Urbana-Champaign. Allí dedico mucho tiempo a investigar las disparidades de salud relacionadas con el estrés entre las mujeres afroamericanas. Entonces se dio cuenta de que ella misma tenía problemas de salud derivados del estrés. La profesora explica a Kate Rope que sintió como una contradictorio ser una mujer negra que investiga el estrés en las mujeres negras y no sentirse bien.  Así que decidió ir en busca del bienestar.  Sin embargo, cuando Black entró en los estudios de yoga y en los centros de meditación, descubrió que los espacios a los que se estaba dirigiendo para tratar de superar el estrés racial, era la única persona de color y muchas veces los maestros y los otros practicantes no sabían qué hacer con ella.  “¿Deberían darme la bienvenida?  ¿Debía tratar de fingir que no estaba allí?  ¿Sobreactuar?  ¿O pedir que dejaran en paz? Finalmente entendí que se trataba de otro proceso que debía gestionar”, dice Black.  “Fue entonces cuando me topé con la gran ironía del momento.  Vengo aquí para permitirme liberarme mientras debo asumir y gestionar circunstancias que me dificultan desarrollar mi capacidad de cuidarme a mí misma”.

Y lo mismo sintió cuando abordó itinerarios para capacitación de maestros de Mindfulness y compasión. Kate Rope destaca como Black constató que las evidencias científicas, bien fundadas y claramente visibles, que soportan los curricula de Mindfulness y su práctica están predominantemente relacionados con las experiencias vividas por personas de raza blanca. Entonces decidió crear Mindfulness for the People, una organización dedicada a ayudar a la gente de color para luchar contra la “fatiga de la batalla racial”. Y a partir de aquí se podrá comenzar a dar respuesta a la pegrunta que hiciera en Califirnia en 2015: ¿Qué bien puede hacer Mindfulness en un mundo racialmente injusto?

 

Y también en otros frentes…

 

Efectivamente, Kate Rope también repasa las intervenciones basadas en Mindfulness que se comienzan a desarrollar en ámbitos profesionales que conllevan riesgo personal físico, como es el caso del ejército y del servicio de bomberos. En ambos casos la periodista nos coloca frente a investigaciones y, paralelamente, a intervenciones que han demostrado su éxito, tanto con los soldados después de regresar del frente, aliviando el estrés postraumático, como a los miembros de las brigadas de bomberos, a la hora de hacer frente a su arriesgada misión, dotándoles de herramientas importantes a la hora de ayudar a gestionar, no solo el estrés, sino las emociones más primigenias presentes ante un fuego.

 

En definitiva…

 

Kate Rope cierra su artículo destacando que lo que está claro es que Mindfulness es un movimiento que ha llegado para quedarse y que sabemos, tenemos comprobado y evidenciado científicamente, que el simple acto de prestar atención puede mejorar nuestras vidas y el mundo que compartimos.

Volveremos a traer a este blog de El RINCÖN DE MINDFULNESS, más contenidos de las revistas que, como TIME o NATIONAL GEOGRAPHIC, dedican monográficos a la Atención plena. Hasta la próxima… entrada.nes